En esta barbería tan especial no hacen reservas y cada día la cola ante su local es épica. Los hombres vienen de todas partes de Holanda y el extranjero sólo para ponerse en manos de estos artesanos del pelo. ¿Sólo para eso? No, también para sentirse parte de una experiencia compartida. Para tomarse unas cervezas, disfrutar del ambiente y recuperar parte del espíritu de antaño, cuando era fácil sentir que al entrar en la barbería estabas en casa. El mejor afeitado de todos los Países Bajos.

Para leer más sobre este asunto:

Artículo relacionado

WEB de SCHOREM

Escribir un comentario


En este sitio web se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para más información consulte nuestra Política de Privacidad

You have declined cookies. This decision can be reversed.

You have allowed cookies to be placed on your computer. This decision can be reversed.